logistica 4.0

El boom del comercio electrónico ha provocado que la logística también haya avanzado a grandes pasos. Desde la logística tradicional, se han ido escalando niveles hasta llegar a nuevos modelos hasta llegar a la conocida como logística 4.0.

 

¿Qué es la logística 4.0?

La logística son todas las vías y labores necesarias para que una empresa funcione. Dicho de otro modo, son todos los procesos y actividades que posibilitan que un determinado producto llegue a un cierto cliente final.

 

Como podrás imaginar, esto depende de muchos factores y agentes que siempre deberán estar coordinados para que toda la cadena logística se lleve a cabo con éxito, ya que si falla una parte del proceso, fallarán todas las partes correlativas.

 

Pero, ¿qué es la logística 4.0? La logística 4.0 es la creación de modelos inteligentes, basados en tecnologías como el Big Data, el Internet de las Cosas (IoT), la nube o la inteligencia artificial, de manera que se simplifiquen procesos y actividades, para poder cumplir con los retos que os contamos a continuación

 

 

Cuáles son los retos de la logística 4.0

Los principales retos de la logística 4.0 son:

  • Gestionar tamaños de series y tiempos de respuesta más cortos.
  • Adaptarse a la transformación de canales y a la omnicanalidad.
  • Gestionar la trazabilidad de extremo a extremo.

 

En cuanto a los procesos relacionados como la gestión de almacenes o la distribución de los productos, existen los siguientes avances derivados de nuevas tecnologías:

  • Uso de dispositivos RFID para monitorizar a distancia la posición de los materiales dentro del almacén, que cada vez cuentan con unos precios más económicos.
  • Utilización de vehículos autónomos o drones para entregar los pedidos.
  • Analizar de forma predictiva el comportamiento de los receptores para reducir el margen de error y, por tanto, el número de entregas fallidas o incidencias en la distribución.
  • Descubrimiento de problemas que comprometan el buen estado de las mercancías antes de que lleguen a su destino final.
  • Valoración en tiempo real de los condicionantes externos para seleccionar la mejor ruta de reparto y adaptación instantánea de las rutas de transporte y reabastecimiento, en caso de que se produzca algún imprevisto.

 

Cabe destacar que la tecnología que más ha avanzado en el transporte de mercancías y la logística es el Internet de la Cosas. En este sentido, el uso más frecuente es el de conectar camiones, barcos o almacenes con Internet para transmitir información sobre productos, condiciones ambientales, tracking o localización de los productos, etc.

 

Por otra parte, se están llevando a cabo muchos avances en los últimos tiempos en cuanto a los vehículos inteligentes a través de la interconexión entre ellos, de manera que podemos tener información sobre rutas más rápidas, problemas en carretera, observaciones o indicaciones por parte del cliente (no se va a encontrar en casa, entrega preferente de mañanas o tardes, etc).

 

Estos avances permiten establecer una mejor comunicación entre cliente y empresa, de forma que se reducen los errores y se mantiene una información constante, por lo que el cliente percibe una mayor transparencia y un mejor servicio por parte de la empresa.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*