logística inversa

La función principal de la logística inversa es gestionar el regreso de mercancías dentro de la cadena de suministro. Bajo el mando de la eficiencia, las empresas pueden poner en marcha devoluciones de productos y retornos de exceso de inventario. Además, se recuperan embalajes y se aumenta la cuota de reciclaje, tanto de residuos comunes como de residuos peligrosos. Podemos decir que, en la actualidad, la logística inversa permite un nexo mayor entre las empresas distribuidoras y entre ellas y sus clientes.

 

Cómo la logística inversa recupera embalajes y recicla

La mayor parte del material reciclado en España se realiza a través de un proceso en el que interviene la logística inversa. Los beneficios de este proceso son de varios tipos, tanto económico como medioambiental.

El elemento que juega un papel clave en todo este proceso de reciclaje es la evolución del packaging hacia un diseño más ecofriendly. Es una nueva forma de consumir de manera más racional los recursos, ya que los envases Eco son reutilizables. Aumentando la producción sostenible se minimiza el impacto en el medio ambiente de la vida completa del producto, desde su fabricación hasta su entrega. De hecho, la utilización de este tipo de diseños Eco, forma parte de los pilares esenciales de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las empresas.

 

Retorno económico

Una de las funciones básicas de la logística es implantar, planificar y controlar el flujo de productos. Implementando la logística inversa en las empresas se favorece la devolución y la recuperación de costes. Cuando se recuperan parte de los envases y los materiales de fabricación, a la vez de está contribuyendo a generar un aumento de los ingresos.

Las compañías compran envases reutilizables y organizan todos sus procesos de entrega en base a los procesos de recogida. Esta sustitución de materias primas originales por otras generadas a partir de material reciclado favorece el retorno económico de la logística inversa. La consecuencia directa de este retorno es el ahorro en costes que obtienen las empresas.

 

Dificultades en su implantación

La gran pregunta que toda empresa se hace es, ¿cómo implantar esta tendencia? ¿Existen muchos costes adicionales? A rasgos generales sus costes no se pueden calcular de forma sencilla porque no están desagregados. Los estudios económicos estiman que el coste de implantación de la logística inversa puede llegar a superar el 5% de los costes totales de una empresa logística.

 

Instalaciones logísticas flexibles

Para poder implantar la logística inversa, las empresas deben cumplir con un requisito imprescindible; deben contar con instalaciones logísticas flexibles y dispuestas para recibir un flujo inverso de productos y materiales. Para ello se hace necesario establecer estrategias de antemano a este tipo de logística.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*