Muchas veces pensamos que una empresa sólo puede aumentar sus ganancias si aumenta sus ventas. Pero no en todos los casos es así. En el caso de la logística, por ejemplo, se pueden tener ganancias mediante la reducción en costos en lo que se conoce como cadena de suministro.

La cadena de suministro está formada por costos de abastecimiento. Es decir, los suministros, el costo de envío, el almacenamiento y la recuperación. Romper cualquier escalón tiene costes que repercuten negativamente y deben ser considerados.

A continuación analizamos de qué manera podemos tener una cadena de suministro más eficiente.

Cómo reducir costos en gestión de la cadena de suministro

Almacenamiento

Muchas veces no se tiene en cuenta el hecho de que tener mercancías en un almacén, aunque sea propio, tiene un elevado coste. En primer lugar porque ese espacio lo estamos pagando –sobre todo en el caso de estar pagando alquiler- y lo podríamos estar destinando a otra actividad más productiva para la empresa. Además, en caso de que no esté mecanizado, en muchas ocasiones también comporta un gasto de personal que, en caso de reducir el almacenaje, se podría reducir también.

Proveedores

Es esencial, también, que usemos proveedores de confianza y adecuados al tipo de transporte que necesitemos. Es conveniente contar con compañías especializadas. Podemos usar, por ejemplo, un proveedor para la paquetería y otro para el transporte nacional e internacional de mercancías.

Movimiento rápido de suministros

Tal como hemos comentado en el primer punto, el almacenamiento tiene un coste económico que debemos evitar en la medida de lo posible. Además, debemos tener en cuenta que tener la mercancía bajo nuestra custodia nos podría ocasionar problemas como pérdidas o deterioros. Es por ello, que siempre que nos sea posible, debemos reducir el tiempo en el pedido y la entrega para reducir costos.

Analizar los patrones de demanda de los clientes

Es conveniente que de vez en cuando analicemos, en la medida de lo posible, porque no todos los negocios lo permiten, cuando nos acostumbran a realizar los pedidos nuestros clientes. A partir de los datos obtenidos, debemos tratar de ajustar nuestra producción para evitar gastos innecesarios como los antes mencionados.

Pedidos

Este apartado no por ser el último es el menos importante. El hecho de no tener un control sobre éste nos puede ocasionar un gran gasto. Se recomienda que haya una aprobación de pedido por parte de la empresa para evitar estar atendiendo pedidos no necesarios.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*