IVA en las importaciones y exportaciones

Las empresas han de cumplir las normas específicas respecto a la declaración y facturación del Impuesto por el Valor Añadido, el conocido IVA. En este post queremos poner la atención en las claves y requisitos sobre el IVA en las importaciones y exportaciones.

Tramitar el IVA en las importaciones y exportaciones

El pago del IVA en importaciones se debe realizar en el momento de la liquidación de los aranceles. La Administración Aduanera expide el modelo 031 y la carta de pago correspondiente. También es necesario disponer del documento DUA, y así poder deducir las cuotas de IVA soportado en las importaciones.

El IVA en las exportaciones a países fuera de la Comunidad Europea está exento. Para ello, se debe demostrar la salida efectiva de la mercancía dentro de los reglamentados del denominado TAU. En cambio, cuando se venden productos a miembros de la UE, se realiza la factura sin IVA, pero será el cliente quien se encargue de liquidar el IVA en su propio país.

Requisitos para la importación de productos intracomunitarios

Al adquirir bienes de otros países de la UE hay que cumplir una serie de requisitos concretos:

  • El transporte se debe iniciar desde un lugar dentro de la Unión Europea y su destino se debe considerar territorio español. Se exceptúan Canarias (no se aplica el IVA), Ceuta y Melilla. No cuentan como territorios aduaneros de la Unión Europea y no se aplica allí tampoco el IVA.
  • El comprador y vendedor deben ser profesionales. Además, deben estar registrados en el censo VIES y localizados mediante la cifra de operador intracomunitario.

Cómo calcular el IVA

A la hora del cálculo del IVA se debe diferenciar entre operaciones intracomunitarias y operaciones con terceros países. Cuando los bienes proceden de terceros países, al calcular la base imponible del IVA no basta con el precio que pagamos por el producto. A esa cifra hay que añadirle una serie de gastos derivados de su paso por la aduana. Estos aranceles suponen un aumento del valor de la base imponible del producto, que encarece el IVA que acabamos pagando por el producto.

A continuación, los pasos para calcular y aplicar el IVA en la importación de bienes:

  • Identificar el origen de la mercancía y clasificarla por la nomenclatura arancelaria correspondiente. Es el agente de aduanas quien establece ese código que determinará los aranceles e IVA a pagar.
  • Determinar el valor en aduana o el valor CIF de la mercancía. Esta cantidad la forma el valor FOB más el coste del seguro, más el coste del flete. A partir de ese valor se aplica el porcentaje del arancel.
  • Conocer la base del IVA. Esta base se calcula sumando el valor en aduana, el arancel de importación, las tasas portuarias y la descarga.
  • Aplicar el porcentaje de IVA. El último paso es multiplicar la base del IVA por el porcentaje del mismo, que da como resultado final el impuesto final de la importación.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*