embalaje en el transporte internacional

Un buen embalaje es esencial a la hora de trasladar cualquier tipo de carga. En el transporte de mercancías esto resulta especialmente importante porque los bultos van a recorrer distancias largas, van a ser manipulados por equipos humanos y va a ser transportado junto más mercancía en reiteradas ocasiones. Es por este motivo que tienen que ir bien protegidas para que lleguen a su destino en perfecto estado. En consecuencia, si se quiere realizar un envío internacional la responsabilidad, en caso de deterioro, es del remitente.

Cómo debe ser el embalaje en el transporte internacional

Valoración de la mercancía

Lo primero que hay que hacer es valorar qué tipo de mercancía queremos enviar. Es básico conocer el peso y la fragilidad de los artículos que queremos enviar. Ello será lo que determinará el tipo de embalaje en que debemos de utilizar. Si lo que tenemos que transportar, por ejemplo, son objetos frágiles pesados tenemos que optar por cajas resistentes que puedan soportar sin problema el peso del contenido.

Empaquetado y sellado

El embalaje exterior o empaquetado es muy importante porque es una pieza clave a la hora de proteger la mercancía para que llegue correctamente al destino. Se recomienda usar cajas de cartón doble y no reutilizar cajas porque pierden resistencia. Las cajas tienen que ser de cartón corrugado de alta calidad para paquetería y sus laterales tienen que estar intactos

El paquete no puede estar muy lleno porque podría reventar, pero tampoco puede estar muy vacío porque el contenido se podría romper. En el caso que se deseen mandar varias piezas delicadas hay que embalarlas individualmente. Y, luego, a la hora de meterlas en la caja, deben ir rodeadas de relleno para que no se golpeen entre ellas y se rompan.

En lo referente al sellado o cierre lo que más se usa es cinta adhesiva que sea sensible a la presión. Se recomienda que sea de polipropileno, vinilo o papel reforzado con fibra y que tenga, como mínimo, 48 milímetros de anchura.

Se aconseja evitar el uso de cinta de celofán, cinta de enmascarar, cintas de papel de estraza, y cuerdas. Un buen sellado es indispensable porque protegerá el paquete durante el recorrido. Para un buen sellado se recomienda utilizar lo que se conoce como el método H. Este consiste en cerrar todos los laterales superiores y la parte central y reforzar la parte inferior y el centro de la caja.

Etiquetado

Las etiquetas exteriores del paquete también tienen una gran importancia porque son las que indicarán a las personas encargadas de manipular la mercancía qué tipología de mercancía contiene el paquete y cómo tratarla. Nos referimos a etiquetas como, por ejemplo, las de frágil o no girar.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*