renting y leasing

Los camiones son el elemento imprescindible en cualquier negocio que se dedique al transporte de mercancías. Sin ellos no hay envío, ni carga, por eso la flota de vehículos de las empresas del sector es un de sus activos estrella. Normalmente los camiones son de propiedad, pero cada vez existen más opciones que permiten ahorrar costes dependiendo de tus necesidades y uso. Hablamos del renting y el leasing.

 

Diferencias entre el renting y el leasing

 

Ambas opciones son una alternativa a la compra tradicional y permiten a las empresas disponer de los vehículos sin necesidad de realizar un gasto con la compra. Asimismo, las empresas que ofertan los servicios de renting y leasing se hacen cargo de los vehículos cuando terminan su vida útil, algo beneficioso para las empresas transportistas porque se ahorran el coste residual.

 

El leasing es parecido a un arrendamiento financiero, se firma para unos 5 años y con la opción de que la empresa lo adquiera en un futuro. Por su parte, el renting es la opción más utilizada por las empresas de las grandes flotas de vehículos: Se firma por un período de 36 meses y se incluye la reparación y el seguro.

 

Ventajas del renting y el leasing

 

  • Ventajas fiscales (desgrava en Hacienda).
  • Se externalizan los seguros, talleres y multas (en el caso del renting).
  • Se puede optar a la compra final, amortizando la inversión.
  • Se evitan los gastos de compra.

 

Desventajas del renting y el leasing

 

  • No se externalizan los seguros, talleres y multas (en el caso del leasing).
  • Las empresas de renting pueden limitar los plazos y número de kilómetros.
  • No se pueden modificar los vehículos, ni subarrendar.

 

Antes de pensar en la posibilidad del renting y el leasing las empresas de transporte deben valorar su tamaño, recursos y previsión de ingresos y gastos.

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*