Más eficiencia del transporte de mercancías gracias al e-Freight

e-freight

Uno de los retos más importantes de la industria del transporte a nivel mundial es lograr la simplificación del intercambio de información sobre mercancías con el objetivo de reducir el coste del transporte multimodal. El proyecto e-Freight tiene como objetivo simplificar los trámites administrativos del transporte de mercancías. Se trata de una ventanilla única en formato electrónico para que los operadores económicos proporcionen la información una sola vez y sometan sus cargas a inspección también una sola vez.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) es la impulsora del proyecto e-Freight, que permitirá reducir el uso de 7800 toneladas de papel en todo el mundo, además de mejorar la seguridad y minimizar el tiempo dedicado al proceso de carga. Lanzado en 2006, cuenta con la colaboración de la industria del transporte, los transitorios, los operadores, los transportistas y las autoridades aduaneras.

Situación actual del e-Freight

Frente al débil crecimiento del e-Freight para el transporte aéreo en general, el sector de la carga aérea ha desarrollado, durante los últimos años, la iniciativa e-AWB (e-Air Waybill), exclusiva para el transporte de carga.

Uno de los mensajes que pueden intercambiarse electrónicamente a través del esquema Cargo-XML es el e-AWB o guía aérea electrónica, que permite hacer más eficientes las comunicaciones entre las aerolíneas, los agentes de carga y las aduanas. De ahí que su análisis sea clave para determinar la evolución tecnológica del sector en el campo del e-freight.

Según IATA, la penetración del e-AWB en 2015 era del 19,9%, mientras que en la actualidad se sitúa en el 31,7%. La implantación del e-AWB está realizada en 456 aeropuertos y su expansión sigue creciendo, siendo Oriente Medio el líder en penetración del e-AWB, con una tasa superior al 58%, África (44,3%), el norte de Asia (38,2%), Asia Pacífico (34,4%), América (28,9%) y Europa (22,7%).

Sin embargo, la tasa de implantación no ha sido suficiente para alcanzar los objetivos y ahora, a finales de 2016, nos encontramos con una tasa de implantación del 39,6%, muy por debajo del objetivo marcados: conseguir una implantación del 56% para finales de 2016.

Además, hay que recordar que la implantación del e-AWB es solamente una parte parcial del proyecto e-Freight para conseguir un total manejo electrónico de la carga aérea.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*