Listado de la etiqueta: consejos

Método FIFO: gestión de almacén

Una gestión efectiva del almacén es de vital importancia para toda empresa. Es por esta razón que se debe implementar un método de control de inventarios y almacenaje adecuado. En la actualidad existen varios métodos, entre los más usados es el método FIFO.
En este artículo comentaremos de qué trata el método FIFO, las ventajas y consejos para una implementación efectiva.

¿Qué es el método FIFO?

Proviene del inglés FIFO ‘’First In, First Out’’ (primero en entrar, primero en salir).

Se trata de una técnica de gestión de inventario que establece el orden en el que se venden o utilizan los productos que se encuentran en el almacén. Es comúnmente usado en la gestión de inventarios en empresas y negocios que manipulan productos perecederos o con caducidad.

La idea fundamental detrás del método FIFO es que los productos que ingresaron primero al inventario son los primeros en ser vendidos o utilizados. Maximizando de esta manera la vida útil de la mercancía y reduciendo las pérdidas económicas.

Diferencias entre FIFO y LIFO

Existe un método de gestión de mercancía alternativo llamado LIFO (Last in, First out). Tanto un método FIFO como LIFO establecen cómo se mueve la mercancía en un almacén, pero son distintos. Precisamente por eso se debe conocer las diferencias entre ambos para tomar una decisión informada a la hora de escoger entre un método u otro.

Como se ha mencionado anteriormente, el método FIFO establece que el primer producto que entra es el primero que debe salir. El método LIFO establece lo contrario, dice que el último producto en llegar es el primero que tiene que salir.

Un método FIFO es recomendable para productos perecederos, mientras que el lifo es más adecuado para el control de mercancías cuya durabilidad y vida útil sea larga.

Ventajas del método FIFO

Implementar una metodología FIFO puede ofrecer a las compañías varios beneficios, entre las cuales destacamos:

  • Fácil de entender e implementar: solo requiere el seguimiento del orden de entrada de la mercancía favoreciendo así la rotación de existencias.
  • Ayuda a evitar la pérdida del valor del producto: Dar prioridad de salida a los productos más antiguos, obsoletos o con fecha de caducidad más próxima evita pérdidas económicas.
  • Contribuye con el control de calidad más efectivo, asegurando que los productos no estén obsoletos o caducados.

Método FIFO almacén ¿cómo emplearlo correctamente?

Para implementar este método de manera eficaz, existen algunos pasos adecuados que se deben seguir. Te los contamos a continuación:

  • Registro de inventario: Es importante comenzar con un registro detallado en el que se incluya todos los productos en el inventario, incluyendo la cantidad y la fecha de ingreso de cada uno de los productos.
  • Establecer un sistema de registro: Se recomienda contar con un buen sistema de registro para el control de entradas y salidas de productos, en el que se incluyan las fechas. Esto facilitará que los productos más antiguos puedan ser identificados más fácilmente.
  • Organización del inventario: Una vez se hayan efectuado los pasos anteriores, se debe proceder con una buena organización del inventario. Una organización en el que los productos más antiguos se coloquen en la parte delantera (o superior) y los más recientes en la parte trasera (o inferior).
  • Realizar un seguimiento: cuando el método FIFO ya esté en funcionamiento se deben hacer revisiones periódicas del inventario para asegurar la eficiencia del sistema y la precisión de los datos.

¿Quieres optimizar el almacenamiento de tu negocio para obtener mayor ganancias? En Sertrans ofrecemos soluciones logísticas innovadoras para que tu negocio alcance la mayor eficiencia y calidad.

Grupaje o carga completa en transporte ¿cuál es mejor?

Una de las preguntas más comunes para las empresas de transporte de mercancías es sobre qué tipo de carga apostar. ¿Es mejor el grupaje, también conocido como carga fraccionada, o la carga completa?

 

Ventajas más destacadas del grupaje o carga fraccionada

 

La carga fraccionada es la que el transportista puede manipular, clasificar o agrupar. Lo que predomina en estos casos es hacer el envío al menor coste y lo más sencillo posible. Para ello muchas empresas pueden juntar diferentes pedidos para llenar al máximo su almacenaje y aprovechar el transporte.

 

Una de las ventajas más destacades de este tipo de transporte es la flexibilidad. Ésta se adapta mejor a la demanda, por lo que es ideal para los envíos pequeños. El grupaje aumentará la frecuencia de envíos en lugar de llenar un tráiler completo. Por último, es un transporte sostenible, ya que se aprovecharán otros movimientos para los envíos.

 

La carga completa y sus ventajas

 

En este tipo de envíos, la mercancía se carga en un vehículo y en una misma empresa. Llega, por lo tanto, a destino sin ningún tipo de interrupción. Las grandes empresas suelen solicitar este tipo de envíos, sin que su carga se mezcle con otros productos. Destacan los envíos de productos valiosos, con una seguridad extrema al contar con un trayecto sin paradas. Este es uno de los beneficios más destacados, sobre todo porque existen menores costes de manipulación y distribución.

 

Pero ¿qué más ventajas tiene? Una de ellas es la rapidez. La mercancía va de un punto a otro directamente, sin paradas intermedias. Por otro lado, el control para conocer por dónde va la carga será más exhaustivo que en la carga fraccionada. El proceso administrativo, como es lógico, es más sencillo porque el número de formularios y expediciones son menores, provocando una reducción de trámites tanto entre empresas como en aduanas.

 

La carga fraccionada es ideal para compañías que deseen enviar productos pequeños. Estas organizaciones ahorran dinero, contamina menos y su stock rota más rápido porque no tienen que esperar a que se llene el vehículo.

 

Pero ¿cuándo conviene elegir la carga completa? Es el modo de transporte ideal para enviar, de golpe, decenas de productos. Por otro lado, si se desea un envío rápido, se debe contar con ella. Esta carga no hace escalas para repartir diferente mercancía. Las empresas que apuestan por ella, además, realizarán envíos más seguros. Al no compartir camión y reducir la manipulación, hay menos riesgos para los productos.

 

 

¿Es conveniente contratar un seguro de transporte?

¿Si envías tu mercancía sin contratar un seguro de transporte está cubierto en caso de que algo suceda? La respuesta es no. Por norma general, cuando se contrata un transporte a través de un servicio de mensajería, un agente de carga o una empresa de transportes, la carga no está totalmente cubierta en caso de que le suceda algo durante el envío. Contratar un seguro de transporte adicional para que los artículos enviados queden completamente cubiertos.

Para estar seguro lo que debo hacer es leer el acuerdo de Términos y Servicios de la compañía con la que voy a transportar mi mercancía.

Seguro de transporte: pros y contras

Una de las cuestiones a tener en cuenta a la hora de decidir si se va a contratar un seguro adicional es si la carga tiene un valor muy alto en relación con su peso. En caso de que no tenga gran valor, se debe estudiar si nos sale a cuenta imputar este gasto. Es decir, no es lo mismo mandar televisiones que botellas de agua; la tipología de producto condiciona la contratación del seguro.

Evidentemente el seguro condiciona siempre el precio final. Si el agente de flote, en el caso de transporte marítimo, no tiene que pagar los costes del seguro, evidentemente, no repercutirá en el coste y éste podrá ser más bajo, y más todavía en el caso del barco. Pero si éste tiene que pagar el seguro o, lo que, es más, rendir cuentas por todos los daños y pérdidas de la mercancía, tendría que aumentar el precio significativamente.

El riesgo de daño o pérdida de la mercancía no coincide con el beneficio si la empresa encargada tiene que asumir la plena responsabilidad. Además, nos encontramos con otros casos. En más de una ocasión un contenedor que contiene materias primas se retrasa y ello implica que las fábricas tengan que detener, de forma temporal, la producción. Si las empresas de transporte fuesen las responsables estas consecuencias y sus costos indirectos, el riesgo y el coste sería todavía mayor. Nos atrevemos a decir que prácticamente inasumible.

Todo lo expuesto no tiene que entenderse como que el agente de carga no tiene ninguna responsabilidad. La tiene, pero ésta está limitada según las convenciones internacionales. La ‘Limitación de responsabilidad’, que es como se conoce, depende de si se opta por transporte aéreo, transporte marítimo o transporte por carretera. Esta responsabilidad implica que, en caso de deterioro o pérdida durante el transporte, se recibirá, en la gran mayoría de los casos, una compensación. Pero esta no es equiparable al valor real de los bienes.

Consejos para pasar la Navidad en la carretera

Las fiestas de Navidad es un momento en el que mucha gente se mueve para reunirse con sus seres más queridos. No siempre los tenemos tan cerca como queremos y muchas veces implica recorrer largas distancias. Esto, evidentemente, comporta que el tráfico se intensifique y que se deba tener una especial atención. A continuación, damos una serie de consejos para aquellos que tengan que pasar la Navidad en la carretera por trabajo o para ir a ver sus familiares y amigos.

Lo que debes tener en cuenta si esta Navidad vas a estar en la carretera

Si bebes, no conduzcas

Este famoso consejo de la DGT es una máxima que no podemos perder de vista estos días en los que el alcohol está muy presente en las celebraciones. No podemos confiarnos y arriesgarnos en ningún paso porque el precio a pagar puede ser el más alto de todos: la vida. Si se va a beber, lo mejor es, siempre dejar el coche en casa.

También debemos estar muy atentos a si algún coche hace movimientos extraños o vemos cualquier cosa que no nos cuadra porque es probable que haya bebido y debemos extremar la precaución.

El cansancio no es un buen aliado

Tal como sucede con alcohol, el cansancio tampoco es nunca un buen aliado cuando conducimos. Estos son días de mucho trasiego y movimiento y es normal que estemos más cansados de lo habitual. No debemos coger el coche si tenemos sueño o no estamos al 100%. En este caso debemos descansar y emprender la marcha después.

Mucha paciencia

Al haber tantos desplazamientos es normal que haya retenciones. Estas se acostumbran a encontrar en las grandes ciudades, pero tampoco es raro que las haya en carreteras y autopistas. Ante esta situación no nos queda otra que respirar hondo y armarnos de paciencia. Pero también podemos aprovechar elementos como la música o una tertulia radiofónica para que la espera se nos haga más corta.

Adapta tu conducción al clima y al estado de la calzada

Tenemos la imagen idílica de la Navidad nevada. No siempre es así y menos en todas las zonas. Pero lo que sí que se cumple es que es una época en la que el frío es protagonista y puede ocasionadas heladas. Además, también es una época del año en la que no es extraño que llueva, nieve o haya niebla. Debemos, por lo tanto, estar muy atentos a la carretera.

Los peatones, lo primero

Se calcula que durante las fiestas navideñas el tráfico se multiplica por diez en casi todas las ciudades. Es habitual salir a dar un paseo para bajar la comilona, ir a casa de familiares a llevar regalos, ir al cine, etc. Con tal cantidad de gente no debemos tener los 5 sentidos puestos en la carretera.

¿Qué documentación es necesaria para hacer envíos a Canarias?

Vender o enviar mercancías a las Islas Canarias es muy diferente que hacerlo a otros puntos de la España peninsular. Pero el mercado canario cada vez tiene mayor atractivo para muchos empresarios y comerciantes españoles porque viven más de 2 millones de habitantes que, por regla general, aprecian muchos productos que allí no llegan o escasean. Pero no solo eso, también debemos tener en cuenta que es una isla en la que hay mucho turismo. En 2015 Canarias recibió más de 10 millones de turistas.

Es habitual que muchas empresas no se atrevan a vender a Canarias porque piensan que los trámites para hacerlo son muy complicados. Pero nada más lejos de la realidad. Si se conoce cómo proceder es un proceso sencillo.

¿Por qué es diferente enviar a Canarias que a otros sitios de España?

Las Islas Canarias por factores como ser una isla alejada de geográficamente del continente europeo y tener recursos naturales escasos, cuenta con un Régimen Económico y Fiscal especial. Esto implica que, a nivel fiscal, las Islas Canarias son diferentes al resto de Europa.

Esto implica que las mercancías que se mandan a las islas tienen que pasar por trámites aduaneros. Es decir, hace falta acompañar la mercancía con una determinada documentación para que el envío pueda seguir su curso legal.

¿Qué documentación necesitamos para hacer envíos a Canarias?

En el envío de mercancías a estas emblemáticas islas hay dos supuestos diferentes. Uno en el que la empresa tiene establecimiento permanente en Canarias; es decir, está dada de alta en la Agencia Tributaria Canaria. Y el otro que es, obviamente, en el que esta condición no existe y quien despacha la mercancía en el puerto es la empresa o el cliente. Aquí vamos a valorar a tener en cuenta el segundo escenario, que es el habitual para las empresas que quieren empezar a exportar a Canarias.

Los datos que hacen falta son los siguientes:

– Datos del destinatario: tenemos que conocer y aportar el nombre o razón social del cliente, dirección fiscal en las islas y su DNI, NIF o CIF.
– Declaración de la mercancía y su valor: hay que describir qué productos son y su peso. Teniendo en cuenta que en Canarias, como apuntábamos antes, hay un régimen fiscal especial,

Importancia del embalaje en el transporte internacional

Un buen embalaje es esencial a la hora de trasladar cualquier tipo de carga. En el transporte de mercancías esto resulta especialmente importante porque los bultos van a recorrer distancias largas, van a ser manipulados por equipos humanos y va a ser transportado junto más mercancía en reiteradas ocasiones. Es por este motivo que tienen que ir bien protegidas para que lleguen a su destino en perfecto estado. En consecuencia, si se quiere realizar un envío internacional la responsabilidad, en caso de deterioro, es del remitente.

Cómo debe ser el embalaje en el transporte internacional

Valoración de la mercancía

Lo primero que hay que hacer es valorar qué tipo de mercancía queremos enviar. Es básico conocer el peso y la fragilidad de los artículos que queremos enviar. Ello será lo que determinará el tipo de embalaje en que debemos de utilizar. Si lo que tenemos que transportar, por ejemplo, son objetos frágiles pesados tenemos que optar por cajas resistentes que puedan soportar sin problema el peso del contenido.

Empaquetado y sellado

El embalaje exterior o empaquetado es muy importante porque es una pieza clave a la hora de proteger la mercancía para que llegue correctamente al destino. Se recomienda usar cajas de cartón doble y no reutilizar cajas porque pierden resistencia. Las cajas tienen que ser de cartón corrugado de alta calidad para paquetería y sus laterales tienen que estar intactos

El paquete no puede estar muy lleno porque podría reventar, pero tampoco puede estar muy vacío porque el contenido se podría romper. En el caso que se deseen mandar varias piezas delicadas hay que embalarlas individualmente. Y, luego, a la hora de meterlas en la caja, deben ir rodeadas de relleno para que no se golpeen entre ellas y se rompan.

En lo referente al sellado o cierre lo que más se usa es cinta adhesiva que sea sensible a la presión. Se recomienda que sea de polipropileno, vinilo o papel reforzado con fibra y que tenga, como mínimo, 48 milímetros de anchura.

Se aconseja evitar el uso de cinta de celofán, cinta de enmascarar, cintas de papel de estraza, y cuerdas. Un buen sellado es indispensable porque protegerá el paquete durante el recorrido. Para un buen sellado se recomienda utilizar lo que se conoce como el método H. Este consiste en cerrar todos los laterales superiores y la parte central y reforzar la parte inferior y el centro de la caja.

Etiquetado

Las etiquetas exteriores del paquete también tienen una gran importancia porque son las que indicarán a las personas encargadas de manipular la mercancía qué tipología de mercancía contiene el paquete y cómo tratarla. Nos referimos a etiquetas como, por ejemplo, las de frágil o no girar.