Cuando nos referimos al transporte de carga por carretera, nos encontramos ante dos opciones disponibles en el mercado: transporte de carga completa y consolidada. A continuación abordamos la diferencia entre esas modalidades.

Definición de carga completa y consolidada

Transporte de carga completa

El transporte de carga completa se refiere a la modalidad en que el embarcador necesita una cabina entera sólo para su carga. En este sentido, este tipo de transporte está indicado para aquellos que necesitan transportar grandes cantidades.

A pesar de que, obviamente, su coste es más elevado que, como veremos más adelante ofrece ventajas como más agilidad y seguridad para las mercancías.

La agilidad se debe, básicamente, al hecho de que el vehículo lleva la carga des del inicio hasta el final de su carga, sin tener que hacer paradas adicionales para entregar las mercancías de otros embarcadores ni tampoco recogerlas. Y la la seguridad se debe, sobre todo, a que con este sistema la carga no tiene que ser apilada con otras, va sola en la cabina.

Transporte de carga consolidada

El transporte de carga consolidada es aquel en que el cliente no tiene suficiente mercancía para ocupar todo el espacio de un camión. En estos casos, se puede optar por consolidar su carga junto a las cargas de otros clientes. Es por ello que a este tipo de carga también también es conocida como grupaje.

La principal ventaja del transporte de carga consolidada es. básicamente, y en contradicción a la carga completa, la reducción de costes. Con esta modalidad, el precio de la gasolina, peaje, contratación del conductor y todos los demás costos cobrados por el transportista serán divididos entre todos los clientes que transporten mercancía. Es decir, al compartir el espacio de la caja del camión, solo se tiene que pagar la porción correspondiente del valor de transporte.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*