cap camión

El sector del transporte sigue adaptándose a los cambios de un mercado laboral cada vez más exigente y profesionalizado. Fruto de ello es el endurecimiento de las titulaciones y cursos necesarios para formar parte de la columna vertebral de un sector tan competitivo y duro como es el del transporte: Hablamos de los conductores de camión. Ya no sirve tener únicamente el permiso de conducción de la DGT para determinados vehículos, la formación debe ir más allá.

 

Lo que se necesita para poder transportar mercancías en un camión

 

Hace 11 años cualquier persona que obtuviera el permiso de conducción C para camiones y D para autobuses podía trabajar transportando mercancías o personas. Desde el 2008 se exige también la aprobación del denominado CAP, el certificado de aptitud profesional, fruto de una normativa europea a la que se le dio luz verde en Bruselas.

 

El CAP es una certificación que acredita la aptitud profesional que quien lo haya aprobado y suele impartirse de manera simultánea a las clases para la obtención de los carnets de conducción de vehículos pesados (C y D). La directiva europea también exige una formación CAP de reciclaje cada 5 años.

 

¿Cuál es el objetivo? Que los conductores profesionales estén cada vez mejor cualificados y adaptados a las exigencias que aparecen día a día en el sector del transporte por carretera. Esto conlleva una mejor calidad y seguridad del tráfico.

 

3 trucos para aprobar el CAP

 

  1. Matricularse en el curso del CAP y en el de la obtención del permiso correspondiente (C o D) a la vez. De esta manera se reducirán los tiempos de estudio y de obtención de las titulaciones. Además, al tratarse de materias muy parecidas, permitirán complementar mejor el grueso del estudio.
  2. Estudiar los contenidos y poner en práctica los conocimientos. Es vital hacer hincapié en las prácticas para que los futuros conductores sean capaces de ponerse en situación y estudiar cuál es la mejor forma de actuar frente a diferentes tipos de escenarios y realidades. Como casi
  3. No basar el estudio en los test. Estudiar, resumir, interiorizar, practicar y luego hacer los test.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*