Transporte y fiscalidad

El transporte tiene un papel clave en el desarrollo de cualquier país. Sin transporte no hay crecimiento económico y sin crecimiento económico no hay transporte. Un pez que se muerde la cola, por eso las administraciones deben hacer esfuerzos para potenciar ambos aspectos. Y aquí la fiscalidad tiene mucho que ver con la supervivencia y también con el crecimiento de las economías.

 

Transporte y fiscalidad

 

El transporte y una logística eficaz permite el desarrollo económico de un país. Carreteras bien conectadas, líneas ferroviarias de alta velocidad, zonas portuarias bien gestionadas… Esto genera casi de inmediato un interés por la recaudación tributaria. ¿Cómo gestionarlo en el caso del transporte internacional? ¿Qué país es el que se encarga de recaudar? ¿De qué manera debería hacerse? ¿Por qué? Para…

 

  1. Evitar los beneficios tributarios de otros países a los que no les pertenece.
  2. Disponer de una buena gestión entre fronteras.
  3. Reducir el papeleo.

 

Los nuevos modelos de negocio y el avance de la tecnología

 

Los tiempos cambian y también lo hacen las empresas de transporte, igual que los vehículos de los que disponen y los propios conductores. Esto puede crear

cierta inseguridad jurídica, por eso es tan importante que las leyes sean claras y que se siga un protocolo igual para todo tipo de empresas, tanto multinacionales como pequeñas y medianas.

 

Con las nuevas tecnologías las distancias entre países y territorios se han acortado gracias a líneas ferroviarias de alta velocidad, barcos más rápidos, mejores carreteras y camiones de alta tecnología. Esto acelera los procesos y debe cuidarse al máximo la cadena logística, pero estos avances también permiten mejorar el “control” tributario por parte de las administraciones que se valen de la ayuda del big data o la robotización para asegurar los cobros.

 

En cualquier caso, la mejor manera de afrontar los retos de fiscalidad en el nuevo transporte internacional sería el establecimiento de los mismos criterios para el sector, lo que daría seguridad jurídica a las operaciones internacionales.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*