La carta de porte es un elemento imprescindible a nivel administrativo para las empresas del sector logístico. Sin este documento son muy pocos los tipos de transporte que se pueden llevar a cabo. La razón principal es que las autoridades competentes suelen pedirla para poder demostrar que hay un contrato legal. Las únicas excepciones son las operaciones de mudanzas, paquetería y, también, el transporte de vehículos averiados.

La importancia de la carta de portes en las importaciones y exportaciones

La carta de portes juega un papel esencial en las operaciones de exportación e importación. La principal información que se puede encontrar es quien envía la mercancía y quién la recibe. Es, en última instancia, un recibo que acaba siendo un salvoconducto. Sin embargo, en muchas ocasiones, debido, sobre todo, al gran volumen de operaciones, las empresas de transporte no le acostumbran a dar la importancia que tiene.

La carta de porte también recoge otros aspectos como lugar y la forma de entrega. Y cumple la función de factura por parte de la empresa de logística. Se puede encontrar información como el propio precio del transporte, todos los gastos que genera y a quién van a cargo. Por otra parte, incluye otros datos como la fecha de partida y la fecha de llegada a destino. Y, también, se registra información acerca de la carga que lleva el transportista.

¿Con qué cantidades está penado no llevar la carta de porte?

Hay que tener muy presente que no llevar a cabo este trámite puede tener consecuencias graves. En el caso del transporte normal, la multa puede ir de los 401 a los 600 euros. En el caso de t mercancías peligrosas, la multa puede llegar a los 6.000 euros. En por ello, que es se tienen que tomar en serio las directrices de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

En el caso de las empresas multadas en más de una ocasión, la sanción puede ir de 6.001 a llos 18.000 euros. Para que la carta de porte sea válida tiene que estar firmada por las dos partes. Este documento tendrá siempre tres copias tanto para el emisor del envío como para el receptor. En todos los casos, se requerirá la firma en todos los papeles. El cargador tendrá una copia, al igual que la carga que se transporte y el porteador.

En el caso de operaciones en las que se incluyan diferentes vehículos puede darse el caso de que cada uno necesite su propia carta de porte. En el caso de que haya varios contratos, es así obligatoriamente. En el caso que haya un único contrato, dependerá de lo que acuerden ambas partes. La razón esencial es que no está permitida la integración de más de un acuerdo en un mismo documento.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*