precio transporte

En los últimos tiempos el precio del transporte de mercancías ha sufrido hartos incrementos. El auge de las ventas on line, la subida de la demanda y el encarecimiento de las materias primas a causa de la situación geopolítica actual han sido las causas de esta subida. Y, en este contexto, ¿cómo se calcula el precio de los envíos equitativamente?

 

Cómo se calcula el precio del transporte de mercancías

 

La decisión del precio es muy importante para no bloquear la cadena logística y optimizar los beneficios al máximo. Para poder calcular el coste del envío internacional de mercancías hay que conocer diferentes elementos que influyen. Los definimos a continuación:

 

Urgencia 

Contra más urgente es el envío, más caro es. Esto es es sabido por todos,  la mercancía que se desea enviar antes obliga a supeditar el resto de mercancía. Se necesita destinar flota y personal en exclusiva al transporte de esta mercancía.

 

Capacidad de los barcos

El auge del comercio electrónico, sobre todo a raíz de la pandemia ha creado cambios. Las cadenas logísticas se han visto afectadas  y las cargas de los barcos están al máximo. Existe mucha demanda y ello incide directamente en el coste.

 

Precio de la gasolina

A las empresas de transporte de mercancías les sucede lo mismo que a cualquiera de nosotros cada vez que llenamos el depósito, sufren directamente los cambios de precio. Una subida de los barriles Brent o West Texas hará que el coste del envío suba Ese gasto extra tiene incidencia directa en el coste del transporte.

 

Los kilómetros de los envíos

No es lo mismo un envío nacional que uno internacional. A mayor distancia recorrida, más horas de trabajo del personal y mayor coste. Y también mayor seguimiento a los envíos y amortización de los vehículos. Y, evidentemente, se gasta más suministros o pueden existir más deterioros de mercancías.

 

Coste de la mano de obra 

En un contexto de escasez de personal como el que se está viviendo desde hace un tiempo, la mano de obra se encarece. Solo en el Reino Unido se calcula que hacen falta hasta 140 000 conductores. En España, cerca de 40 000. No se llega a todo y, los trabajadores en activo, deben realizar horas extraordinarias, mejorando eso sí sus condiciones.

 

 

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*