El AWB es un documento reconocido por la IATA que acredita el contrato del transporte internacional  de mercancías por vía aérea.

Todo lo que debes saber sobre el AWB

Este documento, conocido también como el Air Waybill,  sirve como recibo para el remitente de la mercancía. En él se indica que el transportista escogido ha aceptado los bienes en el listado y que se compromete a llevarlos al aeropuerto pactado. Siempre, eso sí, cumpliendo las directrices que se recogen en este AWB.

El AWB es emitido por la aerolínea o por el propio consolidador y contiene el nombre del destinatario, el número del vuelo, el aeropuerto de salida o llegada y el importe del flete, entre otros.

Tendrá que ser entregado, en el país de destino, al importador.

Estructura del AWB en toda empresa de transporte de mercancías

Este documento comprende diferentes formularios de colores rosa, azul, verde o amarillo. Asimismo, los datos deben conservarse de manera correcta. Se expedirán 6 copias, que se repartirán de la siguiente manera

  • Formulario verde. Es el original número 1, para la línea aérea, prueba del contrato a efectuar.
  • Formulario rosa. Es el 2, para el destinatario, con la expedición.
  • Formulario azul. El número tres, que será para el expedidor, usándose como recibo de la mercancía.
  • Copia 1. Es de color amarillo. Es firmada por el destinatario cuando el transportista entrega la mercancía.
  • Copia 2. Es blanca. Se la queda el aeropuerto de destino.
  • Copias 3, 4 y 5. También de color blanco, como la 2. Sirven para una correcta operativa entre las aerolíneas.
  • Copia 6. Es para el agente aéreo y es de color blanco.

 

¿Por qué es tan importante el AWB?

Su importancia reside en que regula las condiciones de transporte de la mercancía en avión. La carga estará en posesión del transportista hasta que el importador presente este documento. Por ello, es indispensable que todos los datos sean correctos o la mercancía podía quedar retenida en la aduana.

Cabe destacar que, entre todas las funciones descritas, la más importante es que constituye una prueba de recepción de la mercancía. Además, da fe en el contrato de transporte y de las condiciones pactadas. Sirve, también, como justificante contable del transporte; se puede usar como recibo por parte del transportista y da fe de las indicaciones sobre peso o embalaje y carga y descarga y entrega.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*