entregas programadas

Uno de los retos a los que se enfrentan hoy día las empresas de transporte de mercancías son las entregas programadas. Se trata de una forma de entrega que está empezando a tomar fuerza en particular en las tiendas online, ya que estos nuevos consumidores quieren saber exactamente en qué momento se les entregará el pedido. Con esta opción, el cliente puede seleccionar una fecha y un rango de horas en el que quiere recibir su pedido y dónde.

Este tipo de entregas son más comunes en grandes ciudades, donde es más habitual que haya entregas de 24 a 48 horas, y, en muchas ocasiones, y en función del importe de compra, gratuitas. Sin embargo, todavía son un servicio minoritario: según un estudio, en Barcelona se dan un 19 % de entregas programadas y en Madrid un 24 %.

Ventajas de las entregas programadas

Las entregas programadas pueden suponer un reto para las empresas de transporte, en tanto que se tienen que adaptar a un nuevo paradigma. Pero ese esfuerzo vale la pena: se verán recompensadas por las muchas ventajas que ofrece este sistema.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que se reducen los costes por entregas fallidas. Al saber exactamente a qué hora estará el destinatario en casa, es muy poco probable que el repartidor vaya a realizar la entrega y se encuentre que no hay nadie en el domicilio. Y así no se tiene que acudir más de una vez para realizar una misma entrega.

De esta manera, se contribuye al desarrollo de la movilidad sostenible. Los negocios en los que prima el medioambiente son el futuro, ya que cada vez más los consumidores ponen el foco en los servicios sostenibles. Esto podría representar una ventaja competitiva para las empresas de logística.

Por otro lado, reduciendo el índice de entregas fallidas también se consigue aumentar la lealtad y fidelidad del cliente. Se reducen los descontentos y, por ende, aumenta la confianza, lo que hace muy posible que el cliente vuelva a elegir la empresa de transporte para futuros servicios y entregas.

También hay que tener en cuenta que este sistema ayuda a aumentar la productividad de las rutas de entrega. Como hemos apuntado en el anterior punto, al ir programadas asegurando el éxito, se pueden realizar un mayor número de entregas en un período menor de tiempo.

¿Cuál es el tiempo de entrega preferido?

La gran mayoría de los usuarios prefieren las entregas en fin de semana y a las pocas horas de haber realizado su pedido. En los días laborales, los favoritos son los martes y miércoles, seguidos por los lunes y jueves.

Con respecto a los tramos horarios, hay más división. Algunos usuarios prefieren la entrega a primera hora de la mañana, entre las 8 y las 10. Pero hay una tendencia creciente de usuarios que prefiere la entrega a partir de las 20 horas, cuando ya se ha salido del trabajo.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*