Conocer el idioma chino es un requisito cada vez más imprescindible en logística actual.  Es así porque el país asiático se ha convertido en el centro de las relaciones comerciales, a nivel mundial, llevando a cabo un papel crucial en este sector.

 

La importancia de China en la logística mundial

 

China lleva 40 años transformándose tanto interna como externamente. De hecho, en los últimos tiempos el país ha vivido un crecimiento económico muy destacable, especialmente en el sector logístico. A corte de ejemplo, en los últimos años esta industria ha crecido un 5% aproximadamente.

 

El gobierno chino ha establecido objetivos estratégicos para el futuro. Las grandes inversiones en infraestructuras y la implementación de la iniciativa “Belt and Road” (BRI) son buenas muestras de ello. Este último pretende superar el problema logístico de «cuellos de botella» y liderar el mercado internacional, además de vender sus soluciones tecnológicas a otros países.

 

La etiqueta “Made in China” está aumentando su reputación a nivel mundial en términos de calidad y servicio. Según la Oficina Nacional de Estadísticas del país, las exportaciones que utilizaron comercio electrónico aumentaron un 25% en 2018, con una facturación de casi 8 billones de yuanes. Además, solo en ese año, un total de 6300 trenes viajaron entre China y Europa a través de la red Railway Express, lo que supone un incremento del 72% con respecto a 2017.

 

Estas cifras hablan de la gran ambición del país en el mercado logístico internacional. A través de la integración de sus cadenas de transporte, suministro y valor, así como la sincronización del flujo de productos, capital e información, China ha trazado un ambicioso plan. De esta manera, pretende reducir los costes fijos y variables de exportación que sufren sus empresas, ofreciendo respuestas ágiles a los cambios en la cadena.

¿Por qué se tiene que hablar chino?

 

Los idiomas siempre han sido esenciales en el comercio internacional, sobre todo aquellos que se hablan en los países industrialmente más fuerte. Y hoy en día China es una de ellas. Pero aprender mandarín es complicado, por lo que hay que estudiar bien si merece la pena hacer el esfuerzo.

 

Hablar chino Enel sector logístico es una forma de acercarse a socios y proveedores de una de las grandes potencias del mundo. China lidera la logística a nivel internacional y su poder en el mercado no para de crecer. La dificultad del mandarín y los diferentes dialectos pueden suponer una traba en el aprendizaje, pero siempre se verá con positividad el esfuerzo dedicado a comprender un idioma en alza.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*