cuidar los palets

Las empresas de transporte prestan atención en el cuidado de las mercancías y, ello implica también, el cuidado del estado de los palets. Porque cuidar los palets equivale a reducir costes. Los daños en las mercancías paletizadas siempre originan pérdidas de tiempo y elevados costes para las empresas. Por ese motivo, tanto empresas como profesionales, son los primeros interesados en evitar estas incidencias en el reparto.

Medidas de las empresas de transporte para cuidar los palets

A continuación, queremos explicar una serie de medidas muy útiles para evitar lo hablado anteriormente. Porque el cuidado de los palets también forma parte de la mercancía. Las más habituales son las siguientes:

Elección del palet adecuado

El palet de madera sigue siendo el estándar más usado en la cadena logística. Pero día a día el palet de plástico avanza con más fuerza. Dependiendo de la carga que se quiera mover, la mejor opción es la de combinar palets de distintos materiales. Los palets de madera siguen siendo los más extendidos para transportar materiales de construcción o productos de ingeniería. En cambio, los palets de plástico son muy apropiados para líquidos y muchos alimentos.

Protección y embalaje de los palets

Para cuidar correctamente los palets de mercancías, se debe evitar las sobrecargas y lograr un buen equilibrio de la carga. El peso de la carga debe estar repartido en la superficie del palet, pero es aconsejable situar el mayor peso sobre la parte inferior para asegurar la estabilidad del palet. El embalaje también juega un papel fundamental. El film de envoltura y las correas aseguran que la carga no se desplazará y no habrá choques con las demás cargas dentro del vehículo.

Reducir el número de usos

Generalmente, los palets de madera pueden ser manipulados varias veces dentro de la cadena de suministro. En esta cadena se incluye tanto el proceso de carga como la recogida y la entrega final en cada envío. Actualmente, algunas empresas reducen el número de usos de cada palet. Esta acción permite reducir las tensiones que soportan los materiales y se garantiza que no existen ni roturas ni daños.

Control de calidad

Los palets se fotografían, se escanean sus códigos de barras y se supervisan de forma visual para garantizar que cumplen con todas las prestaciones que el primer día. Por eso las empresas establecen con periodicidad controles de calidad. En estos controles se revisa que el etiquetado sea correcto, que el palet utilizado es el más indicado para una mercancía concreta, el embalaje o la disposición en cada vehículo. Además, permite conocer la antigüedad de cada palet y, así, programar su sustitución.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*