Transportista-ideal

Partiendo de la base de que la perfección no existe, sí que es cierto que podemos acercarnos lo máximo posible al modelo de transportista ideal que trabaja por su cuenta. Es importante que cuente con una serie de características que lo convertirán en una figura todavía más importante para el sector. Y es que, en España, un 70% de los conductores de camiones que transportan mercancías son autónomos.  

 

¿Cómo debe ser un transportista autónomo?

 

Hablemos primero de lo que ya sabemos. Los transportistas deben adaptarse a:

 

  • Horarios flexibles, fuera de los habituales de oficina (turnos de tarde y noche).
  • Rutas cambiantes (deben saber adaptarse con facilidad a los diferentes destinos que deben alcanzar según los encargos).
  • Cambios en las normativas. La legislación de transporte y carreteras está en constante evolución y deben ser capaces de adaptarse y cumplirla.

 

Este contexto hace que para considerar que un conductor de camión de mercancías es el ideal para el puesto, debe cumplir una serie de requisitos:

 

  • Debe ser flexible. Para adaptarse a los horarios, a trabajar en días festivos, fines de semana, etc.
  • Debe contar con experiencia al volante. Es imprescindible para conducir bien, llegar a tiempo al destino y evitar los accidentes de tráfico que pongan en peligro su vida o la del resto de usuarios de la carretera.
  • Debe estar dispuesto a reinventarse. Hablamos de las normativas que señalábamos antes. Los transportistas tienen que cumplirla y para ello es imprescindible primero que la conozcan. Por eso es un plus que se mantengan atentos a la actualidad del sector. Formándose y estudiando continuamente para no quedarse oxidados.
  • Debe saber utilizar las nuevas tecnologías. Con el paso de los años se han hecho imprescindibles en casi todos los sectores, el del transporte no es una excepción. Además, juegan un papel crucial para que funcionen los nuevos sistemas de control de emisiones, gasto de carburante, kilometraje, tiempos de descanso o incluso para evitar robos.

 

Podemos establecer que estas 4 actitudes son básicas para que cualquier tipo de transportista pueda desarrollar su trabajo con total normalidad. Si hablamos en específico del conductor de camiones autónomo ideal, debemos sumar unas cuantas características más:

 

  • Conocimientos de contabilidad y administración. Es imprescindible para poder gestionar nuestro libro de cuentas, los contratos con los clientes y toda nuestra actividad empresarial. Porque el autónomo es el CEO, administrativo, comercial y operario, todo a la vez.
  • Paciencia. Muy necesaria para lidiar con los clientes y sus posibles impagos. Se debe conocer a fondo la Ley de Morosidad, los tiempos y las formas en las que se puede actuar para ponerle fin a esos impagos.
  • Meticulosidad. Necesaria para que cuando se baje del camión, se pueda llevar un registro de todas las actividades gestoras que se realizan.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*