Evolución del transporte aéreo, una historia de progreso

historia-transporte-aereo

Hoy en día estamos tan acostumbrados a la agilidad y a la rapidez cuando utilizamos los servicios de transporte internacional de mercancías que parece que siempre hubiera sido así. Sin embargo, el transporte aéreo es una forma de transporte muy reciente. Tanto es así que sus orígenes se remontan a hace poco más de 250 años.

Fue en 1782 cuando llegó el globo aerostático, el precursor del avión tal y como lo conocemos hoy. Sus inventores fueron los hermanos Joseph y Jacques Montgolfier, hijos de un fabricante de papel que, mientras jugaban con bolsas de papel, descubrieron que si las invertían sobre el fuego, las bolsas subían hasta el techo. Esto les llevó a experimentar hasta que consiguieron que una bolsa se alzara 250 metros.

Fue tal el auge de los globos elevados por hidrógeno que se creó un globo de pasajeros y constituyó el único medio para surcar los cielos durante dos siglos más.historia-transporte-aereo2

Ya en el siglo XX, los hermanos Wright, conocidos mundialmente por ser pioneros en la historia de la aviación, consiguieron fabricar un avión que fue capaz de planear un corto vuelo impulsado con ayuda de una catapulta externa. No consiguió volar por sí solo, pero el impulso generado por la catapulta fue suficiente para probar el sistema de viraje y control del avión. De este modo, establecieron las bases para el vuelo de aparatos más pesados. Y fue Traian Vuia quien diseñó, construyó y logró hacer volar el primer avión autopropulsado más pesado que el aire. De aquí en adelante la evolución de las aeronaves fue extremadamente lenta.

 

Solo a partir de la Primera Guerra Mundial surgieron los aviones propulsados por hélice. Su desarrollo llegó de la mano de la Segunda Guerra Mundial cuando los propulsores de los aviones se hicieron más grandes y eficientes.

Pero no fue hasta la segunda mitad del siglo pasado cuando despegó por completo el desarrollo de las aeronaves; la industria consiguió fabricar aviones tan rápidos como la velocidad del sonido, caso de los famosos Concorde y Boeing 747.

Este repaso tan somero de la historia del transporte aéreo representa el progreso tecnológico que ha experimentado la sociedad, sobre todo en beneficio del transporte de mercancías y pasajeros. Si no hubiera sido por todos estos avances, hoy no nos sería posible cruzar de una punta a otra del globo terráqueo en tiempos tan reducidos.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*