La empresa aeronáutica estadounidense Boeing está fabricando un dron submarino cuya principal y esencial característica es que puede estar navegando hasta 6 meses sin repostar. Esto supone una novedad que puede cambiar el transporte mundial porque si bien es cierto que ya se habían hecho pruebas con robots submarinos, éstos tenían que salir a la superficie cada poco tiempo.

12.000 kilómetros de autonomía sin repostar

Este submarino, que tiene 16 metros de eslora por 50 toneladas de peso, está preparado para salir de puerto sin necesidad de llevar un buque de apoyo para ir repostando. Con su capacidad de autonomía puede recorrer más de 12.000 kilómetros cada operación que realice.

Recarga autónoma

El dron submarino de Boeing, como los submarinos no tripulados, usa la electricidad cuando está bajo el agua. Pero a diferencia de otros, es capaz de recargarse por si mismo. Es decir, no es necesario que acuda a un buque externo para realizar la recarga.

Control vía satélite

El nuevo proyecto de la aeronáutica norte americana tiene conectividad vía satélite. Esto permite que las empresas de transporte puedan tener conexión continua con él desde cualquier oficina. Además, el grado de fiabilidad es alto porque todos los equipos están duplicados; es decir, si uno falla enseguida se pone en funcionamiento el segundo y no se pierde la conexión en caso de avería.

Este dron submarino no es el primero que la empresa Boeing desarrolla. En septiembre de 2015 la empresa ya patentó un dron volador que también capaz de sumergirse en el agua. Ese dron era más pequeño y con menor capacidad que el que tiene ahora entre manos la empresa dedicada a la construcción de naves.

Tras el anuncio, ya son muchas las compañías de transporte interesadas en hacerse con estos equipos porque les permitiría resolver rutas de forma muy efectiva, rápida y ecológica.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*