transporte por carretera

El sector de la logística y el transporte por carretera se encuentran en constante evolución lo que hace imposible establecer interpretaciones. Lo que sí es común en la evolución de este sector son los desafíos a los que se tiene que enfrentar.

Cuáles son los retos para el transporte por carretera

El estudio elaborado por la consultora Everis, Estudio de caracterización del sector del transporte y la logística”, nos plantea a qué desafíos se va a enfrentar el sector en los próximos años. Te los mostramos:

1. Adaptar el sector a las necesidades de los clientes

Intentar adecuar las condiciones de entrega en horario y lugar es una de las principales demandas de esta nueva economía. A esta conclusión se llega porque alrededor de un 17% de los casos, la agencia de transporte no tiene flexibilidad para satisfacer la demanda del cliente o el transportista ofrece una entrega deficiente.

2. Si el transporte es seguro, entonces es rentable

Aunque todavía siguen existiendo los riesgos por la falta de seguridad en el transporte por carretera, podemos decir que se están reduciendo. El principal desafío de las empresas de transporte es mejorar la seguridad con el descenso de los hurtos y las pérdida a causa de accidentes. Y la mejor aliada para lograrlo es la tecnología: invirtiendo en seguridad, en medidas antihurto y en sistemas de gestión de flotas.

3. Armonizar todas las normativas actuales

El transporte internacional por carretera está sujeto a las propias normativas de cada país. En un mundo sin fronteras, esto significa una pérdida de homogeneidad que penaliza a los transportistas y dificulta el transporte de mercancías.

4. Impulso a la intermodalidad

Para evitar los sobrecostes que supone el transporte de mercancías, las empresas deben invertir en medidas de coordinación y planificación del transporte. La alianza entre todos los operadores (terrestre, ferroviario, naval y aéreo) puede resultar beneficioso. Por eso se impulsa la intermodalidad como medida para abaratar las primas de seguro a causa de daño y robo y la reducción de los costes de transporte, de tiempo de carga y descarga.

5. Más formación

La formación es un elemento imprescindible para el desarrollo de las empresas. La formación continua para todos los profesionales de la logística permitiría implantar niveles de exigencia técnica entre los integrantes de la cadena de suministro. Esto permitiría un acceso a la tecnología mucho mayor y la implantación de cursos transversales. Un ejemplo de la implantación de estas políticas es la puesta en marcha del Código 95, que incide en la importancia del reciclaje de conocimientos y en la conciencia por el medio ambiente.

6. Medidas medioambientales

El reto es lograr un transporte por carretera más sostenible desde un punto de vista del medio ambiente. Las medidas que se van implantando poco a poco para reducir la emisión de gases contaminantes son: la optimización de rutas, el uso de combustibles limpios, la distribución urbana sostenible y el empleo de gestores de flotas.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*