camiones de transporte de mercancías

El Ministerio de Fomento ha recibido la petición de varias comunidades autónomas para que obligue a los camiones de transporte de mercancías a circular por las autopistas de peaje en lugar de por las carreteras nacionales y autovías, a cambio de un plan de incentivos.

Qué plan de incentivos se ofrece para desviar el transporte de mercancías a vías de pago

El plan de incentivos anunciado a los camiones de transporte de mercancías pretende bonificar entre el 30% y el 50% del importe del peaje en todos aquellos tramos de la red viaria en que sea posible. Con esta propuesta, los gobiernos regionales pretenden implantar con el tiempo la obligatoriedad del desvío de vehículos pesados hacia las vías de pago.

Esta iniciativa se puso en marcha de manera voluntaria y experimental en el verano del 2015, en todas aquellas vías que presentaban problemas de saturación de tráfico. La consecuencia directa de la aplicación de esta iniciativa fue:

  • El aumento del 22% del tráfico de vehículos pesados por las autopistas
  • La reducción de la siniestralidad y congestión de las carreteras nacionales

Por lo tanto, queda probada la eficacia de la aplicación de estas iniciativas de tráfico para el desvío de la circulación hacia infraestructuras que puedan absorberla. Dado el éxito de las estadísticas de siniestralidad, ambas partes, tanto gobiernos como transportistas, se encuentran en procesos de negociación continua para establecer unas pautas que convenzan a todos los agentes implicados.

Coste compartido

El ministro de Fomento ha planteado a todos los dirigentes autonómicos que, en el caso de salir en adelante la petición, los gobiernos regionales tendrían que contribuir con Fomento para costear la bonificación del peaje de los transportistas porque el ministerio no puede asumir el solo todos los costes que supondría.

En el lado contrario, los propios camioneros rechazan que la medida pueda tener carácter obligatorio. De hecho, la obligatoriedad ha sido el principal problema de la negociación que los transportistas y Fomento han mantenido, porque deberían ser las empresas de transportes y el propio transportista quien valorara la vía por la que le conviene circular en cada momento.

En este punto, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) apoya a las empresas de transportes considerando “injusto y discriminatorio” obligar a sus trabajadores a circular por una carretera de pago.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*