dispositivo especial de trafico

La coincidencia de las fiestas navideñas, celebraciones familiares y vacaciones escolares originan un aumento significativo en el número de desplazamientos. Como sucede cada año para las mismas fechas, se establece el dispositivo especial de tráfico para los desplazamientos de corto y de largo recorrido.

Cuáles son los objetivos del dispositivo especial de tráfico

El dispositivo de tráfico que se pone en marcha cada Navidad, tiene como objetivos principales los siguientes puntos:

  • Facilitar la movilidad y fluidez del tráfico.
  • Velar por la seguridad de los conductores en las carreteras, accesos a zonas turísticas y de montaña y accesos a grandes núcleos urbanos.
  • Mantener las debidas condiciones de seguridad vial en las carreteras con tramos o zonas afectadas por condiciones meteorológicas adversas.
  • Informar sobre cualquier incidencia en carretera a través de los medios de los que dispone la DGT.
  • Ayudar y vigilar a los usuarios de la carretera a través de la Guardia Civil de tráfico, helicópteros y cámaras de televisión de la DGT.

Medidas del dispositivo especial de tráfico

La DGT pone en marcha una serie de medidas con el objetivo de velar por la seguridad de los usuarios de la vía y dar fluidez al tráfico. Entre todas ellas, destacan:

  • Instalación de carriles adicionales en las carreteras que registren mayores intensidades de circulación. Este hecho se genera principalmente en las proximidades de los grandes núcleos urbanos.
  • Restricción de la circulación en ciertos días, tramos y horas de camiones en general y de determinadas mercancías en particular.
  • Paralización de las obras activas en la red viaria española. También la supresión de la celebración de pruebas deportivas que supongan la ocupación de la calzada.
  • Intensificar los controles de velocidad sobre todo en carreteras convencionales. También un aumento de los controles de alcoholemia y drogas en cualquier carretera y a cualquier hora del día.

Las dos reglas básicas: prevención y prudencia

Desde la Dirección General de Tráfico se recuerda la importancia de respetar las normas de circulación y realizar una conducción responsable. Además, se aconseja:

  • Valorar si el vehículo reúne las condiciones de seguridad necesarias para llegar a destino. En caso contrario, optar por cualquiera de los numerosos medios públicos de transporte.
  • Preparar el viaje con antelación e informarse del estado de circulación de las carreteras y de las condiciones meteorológicas.
  • En invierno es muy común la lluvia, el viento y la niebla. Por eso, en casos de visibilidad menor, es conveniente circular con las luces encendidas durante el día, reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.
  • Llevar cadenas o neumáticos de invierno, sobre todo para viajes por zonas montañosas.
  • Realizar descansos cada dos horas.
  • Llevar siempre puesto el cinturón de seguridad y los menores ir adecuadamente sujetos con sus sistemas de retención infantil.
  • No consumir bebidas alcohólicas ni otro tipo de drogas si se conduce.
  • Especial prudencia de los motoristas y para con los motoristas.
  • Atención y respeto a los ciclistas que circulen por la carretera. Está prohibido adelantar a un ciclista si dicha maniobra puede poner en peligro la marcha de los mismos.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*