certificado de origen

A la hora de transportar mercancías de un país a otro, se debe llevar en regla toda la documentación de origen y destino. Con esto se evitarán retenciones de mercancías, malentendidos en las aduanas y retrasos en los envíos. Uno de los documentos de acreditación más importantes en el comercio internacional es el certificado de origen de los productos.

¿Qué es exactamente el certificado de origen?

El certificado de origen consiste en un documento formal cuya función es determinar el país en el cual ha sido fabricada la mercancía. No se debe confundir entre país de origen con la procedencia o país desde donde ha sido enviada la mercancía.

El certificado de origen es un documento muy importante en todas las operaciones de exportación a países terceros desde dentro de la Unión Europea. Los países que pertenecen a la comunidad europea y realizan transacciones intracomunitarias, están exentos de presentar esta documentación. Si se realizan exportaciones a países con acuerdos preferenciales o importaciones a la Unión Europea desde estos países, se utilizarán los siguientes certificados: EUR1, EUR-MED, EUR2, FORM A o ATR1.

¿Cuál es el uso exacto de un certificado de origen?

Este certificado sirve para acreditar el origen de la mercancía que pretende entrar en un país. Al tratarse de un documento que certifica el origen de la mercancía, debe estar separado de otros documentos.

Cómo conseguir un certificado de origen

El certificado de origen lo emiten las Cámaras de Comercio y tiene una vigencia indefinida. No obstante, las autoridades aduaneras de destino pueden exigir la reelaboración del certificado en caso que se retrase la expedición del certificado y de la mercancía.

Un certificado de origen se emite en el país de salida y en el momento de la exportación de la mercancía. La documentación que el exportador debe suministrar es la siguiente:

  • adjuntar una declaración responsable afirmando conocer la normativa aplicable
  • disponer de documentación que acredite el lugar de fabricación

Esta solicitud se debe dirigir a la Cámara de Comercio, que es donde recae en exclusiva la competencia para la emisión de estos certificados. En los casos que la autoridad aduanera de destino lo admita, el exportador puede utilizar la autocertificación incluyendo una leyenda en la factura con su firma y sello.

Datos que debe suministrar el solicitante del certificado

El solicitante del certificado de origen debe suministrar a la Cámara de Comercio la siguiente documentación:

  • Marcas y numeración
  • Número y modelo de embalaje: cajas, palés y rollos que integran el porte
  • Naturaleza de la mercancía: debe designarse conforme a su denominación comercial
  • Cantidad: basándose en las unidades de peso neto, bruto (o ambos), según la mercancía, litros y metros

El hecho de determinar el origen de un producto es importante para saber si está afectado por algún régimen preferencial. Ante la autoridad aduanera, supone una prueba de que la mercancía ha sido producida en el país declarado como origen.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*