mercancías peligrosas exceptuadas

Para la logística y el transporte de mercancías peligrosas existe una serie de normativas y leyes que contemplar. Con su debido cumplimiento se evita llegar a riesgos de peligro tanto para los ciudadanos como para el medio ambiente. Sin embargo, existen exenciones en esta normativa: las mercancías peligrosas exceptuadas (ADR).

¿Qué son las mercancías peligrosas exceptuadas?

Las mercancías peligrosas exceptuadas son materias envasadas en pequeñas cantidades, generalmente destinadas al consumidor final. Estas cantidades exceptuadas son tan pequeñas que no merece la pena acogerse a la normativa, sino que es mejor ir en cantidades limitadas, que piden menos requisitos. Los bultos de mercancías peligrosas se deberán marcar de forma indeleble y legible con la marca indicada. Las dimensiones de la marca en el bulto serán como mínimo de 100×100 milímetros.

Exenciones para las mercancías peligrosas exceptuadas

De todas las mercancías peligrosas que se transportan en nuestras carreteras, una parte hace referencia a aquellos materiales que han sido envasados en cantidades pequeñas. Como decíamos anteriormente, son los que se destinan al consumidor final. A todas estas mercancías envasadas en cantidades reducidas se les aplica una exención del ADR. Aun permitiéndoles una exención, es necesario que cumplan una serie de características para ser consideradas como tales.

El primer punto hace referencia a los materiales. No pueden superar las cantidades establecidas por el ADR, para que se les continúe considerando exceptuables. La cantidad neta del bulto y el número de envases, que no podrán superar las 1000 unidades, también son puntos a cumplir. Las mercancías peligrosas exceptuadas también deben cumplir una serie de requisitos respecto su embalaje:

  • Utilizar contenedores adecuados en cada caso
  • Dimensiones suficientes como para poder incorporar toda la información necesaria (marca, emisor, receptor, etc.)

El segundo punto a cumplir hace referencia a la señalización. Deberán ir correctamente señalizados, con el etiquetado que informa del contenido exceptuado. Al mismo tiempo, el material deberá ir acompañado de la documentación reglada:

  • información sobre las mercancías peligrosas exceptuadas
  • datos que hagan referencia a la cantidad de bultos a trasladar

Por último, los trabajadores que llevan a cabo el transporte de estos productos deben disponer de la formación necesaria.

El hecho de que se pueda catalogar ciertos productos como “peligrosos exceptuados” permite transportarlos sin riesgos y sin que haya que seguir las directrices más estrictas del ADR. Estas excepciones permiten a las empresas ahorrar sin renunciar, en ningún caso, a una distribución segura y eficaz de los productos.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*