palés de madera

Los palés son estructuras de un material resistente que se utilizan como base para transportar y apilar diferentes mercancías. Los originales eran y son de madera, se crearon a principios del siglo XX y se popularizaron en los años 30 por la facilidad para almacenar los materiales y también por su precio económico. Con la llegada del nuevo siglo y el avance de la tecnología han aparecido palés de otros materiales, aunque la madera sigue sin rival.

 

¿Por qué seguimos utilizando los palés de madera?

Los palés de madera se continúan utilizando de forma mayoritaria en el sector del transporte por carretera en todo el mundo.

 

  • Larga vida útil. Son resistentes y se emplea poco tiempo en su reparación.
  • Buena calidad-precio. Los palés de madera pueden comprarse a un precio más reducido que los de sus principales competidores: el plástico y el metal.
  • Alta resistencia. Como ya hemos dicho anteriormente, los palés de madera son resistentes y difícilmente se rompen o estropean.
  • Fácil reciclaje. Este tipo de palés contribuyen a cuidar el medio ambiente, ya que reciclar madera es mucho más fácil y menos costoso que hacerlo con el plástico, por ejemplo.

 

Inconvenientes del uso de palés de madera

 

  • Tienen un peso elevado y dificultan su manejo.
  • Son difíciles de limpiar.
  • Si se mojan, aumentan las posibilidades de que se desarrollen hongos o bacterias en su superficie.
  • La madera es un recurso escaso en el planeta.
  • Las astillas y los clavos suponen un riesgo.

 

¿Qué tipos de madera se utilizan para crear los palés?

 

  • Tableros derivados de la madera. Los más utilizados son de coníferas (abetos, pino…) y frondosas (abedul, acacias, castaño…)
  • Madera aserrada.

 

Los palés de madera también se han convertido en los últimos años en una moda como elementos decorativos y de mobiliario, sobre todo en terrazas. De esta manera se les consigue dar una segunda vida útil adaptándolos para crear mesas y sillas en azoteas y jardines y también como mesitas en salones y habitaciones. A veces basta con darles una mano de pintura y colocar encima unos cojines.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*