Volver carretera tras las vacaciones Navidad

Navidad y verano, dos de los momentos del año preferidos por los trabajadores para hacer vacaciones. Son días de descanso, viajes y reuniones con familia y amigos, lo duro es regresar luego a la rutina. Pero si ya es difícil para un trabajar de turno, todavía lo es más para los transportistas, quienes deben pasar, normalmente, largas temporadas lejos de casa y de sus seres querido. ¿Cómo volver a la carretera después de las fiestas de Navidad? Te damos algunos consejos para que el regreso a la rutina no sea muy duro.

 

Consejos para volver a la carretera después de las fiestas de Navidad

 

La cuesta de enero no se llama así únicamente porque a todos se nos queden los bolsillos vacíos tras las compras navideñas y los regalos de Reyes, también lo es porque a muchos se les puede hacer cuesta arriba el hecho de despedirse de los adornos navideños, del tiempo libre, las comidas familiares, las fiestas, no madrugar… Pero todavía es más difícil para aquellos que no se marchan solo 8 horas para ir a la oficina, los que deben transportar mercancías pueden tardar días en regresar a casa. Muchos sienten nostalgia, desazón, incluso tristeza. Te contamos cómo superarlo:

 

  1. Cargarse las pilas desde el minuto uno. Cuando suene el despertador céntrate en tus necesidades vitales como vestirte y desayunar. No le des tregua a tu mente para pensar demasiado en que te da algo de pereza.
  2. Tu primer día de conducción, intenta llegar un poco antes para organizarte las rutas de la semana. Horarios, carreteras, tiempos estimados, los descansos, ocio, etc. Te ayudará a tener una visión global del trabajo y será más fácil organizarte.
  3. No satures de trabajo tus primeros días. Es mejor que vayas avanzando, poco a poco.
  4. Intercambia tus experiencias navideñas con tus compañeros. En el sector del transporte, todo el trabajo que se desarrolla fuera de la oficina es un tanto solitario, pero te encontrarás con proveedores, clientes… Si empatizas con ellos y compartís vuestras vacaciones, la vuelta a la rutina será menos dura.
  5. Aprovecha tu tiempo de ocio. Es muy importante para no realizar un parón en seco, pasando de días de asueto absoluto con días de trabajo rutinario. Exprime tu tiempo de descanso e intenta realizar alguna de las actividades que realizabas cuando estabas de vacaciones estas navidades.
  6. Duerme las horas necesarias. Ahora más que nunca, es necesario que duermas un mínimo de 8 horas diarias para que puedas llegar al trabajo bien descansado. Después de unos días de inactividad, de trasnochar y de irse a dormir tarde es normal sentirse cansado.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*